Esperanza Aguirre deja sin ‘cheque-bebé’ a las familias en paro o numerosas

Fuente: EL PAÍS

Los presupuestos para 2010 eliminan todas las ayudas directas por nacimiento.

El cheque-bebé era una promesa electoral de Esperanza Aguirre. Un dinero graciosamente otorgado a las familias que hubiesen procreado. Una iniciativa bien publicitada que ha ido adelgazando, agonizando, hasta desaparecer. La última fase deja a los sectores más necesitados o desfavorecidos -familias numerosas, madres en paro y progenitores discapacitados- sin ninguna subvención directa regional por nacimiento. Las ayudas por este concepto se eliminan sin dejar rastro en los Presupuestos de 2010. La fecha tope para solicitarlas es, pues, el próximo 31 de diciembre (durante este año la han pedido 4.700 personas). Entonces entrarán en vigor las cuentas.

La historia de su agonía ha sido larga. Primero, en el momento en que era reclamo en tiempo de elecciones, antes de mayo de 2007, cuando Aguirre revalidó su triunfo con mayoría absoluta, serían 300 euros para todas las familias que tuvieran un hijo. Un cheque único de ese montante por cada niño. Después, tras los comicios, y ya con el Gobierno popular conformado, la ayuda menguó hasta convertirse en un cheque de 100 euros por criatura. Un tercio de lo prometido. Una medida con efecto retroactivo que englobaba a los nacidos desde el 1 de enero de 2007. Más tarde, en febrero de este mismo año, se anunció su recorte a sólo las familias numerosas (tres o más hijos), mujeres en paro o progenitores discapacitados. Aunque el montante, decían, subía a los 300 euros. “Hay un plan de ajuste”, fue la razón esgrimida.

Lo siguiente fue saber que en realidad el aumento se quedaba en 200 euros. Aunque realmente eso sólo lo supieron las familias que lo solicitaron, o quien se tomó la molestia de mirar con lupa la resolución, porque nunca se hizo publicidad de esa reducción en la cuantía.

Lo último es la absoluta desaparición de esta subvención. Sin dejar rastro. “No es un tema prioritario”, dicen desde la Consejería de Asuntos Sociales y Familia, que argumenta que su presupuesto ha crecido un 7%, siendo de los pocos departamentos que han conseguido aumentar su partida, pero en los capítulos de dependencia y residencias de mayores. Una circunstancia que sindicatos y oposición achacan al dinero que les ingresa el Estado a cuenta de la Ley de Dependencia. Desde el pasado mes de febrero hasta hoy han solicitado la ayuda 4.700 personas. Sólo en 2008, cuando podían percibirla todos los nuevos padres, las familias con derecho a cheque fueron 78.000.

La Asociación de Familias Numerosas de Madrid cree que la Comunidad “no valora a las familias numerosas ni afronta los problemas como deberían”. Los populares se han significado en su teórico apoyo a las organizaciones familiares. La portavoz socialista de Asuntos Sociales en la Asamblea, Pilar Sánchez Acera, critica que en plena crisis se tome este tipo de decisiones: “En este contexto es cuando más falta les hace a las familias que les echen una mano económicamente”.”La supresión de las ayudas por nacimiento de hijos que ha realizado Aguirre es una muestra palpable de que los presupuestos regionales para 2010 castigarán a las familias madrileñas de manera significativa. Parece que a la presidenta le ocupan y preocupan más los asuntos internos del PP que los ciudadanos de nuestra Comunidad”, ironiza la diputada Sánchez Acera. También lamenta el “secretismo” con el que se ha suprimido la ayuda y recuerda los sarcasmos con los que el PP madrileño recibió el cheque-bebé implantado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de 2.500 euros.

Por su parte, la Asociación de Familias Numerosas de Madrid hace un análisis bastante pesimista. “Esa ayuda, por llamarla de alguna manera, ha ido bajando gradualmente, pero ése no es el principal problema”, explica la portavoz de esta asociación, madre de siete hijos, para quien el escollo principal “no es que la hayan quitado, que no valía ni para un mes de pañales, sino que no existe una política familiar”. Un tema relevante, en su opinión, pues los niños “son el relevo generacional y quienes van a mantener el futuro de las pensiones en España”. “Eso lo deberían tener en cuenta a la hora de elaborar un plan de ayuda a las familias”, concluye.

Lo que sí mantiene el Gobierno regional en sus cuentas para 2010 es la deducción fiscal de 600 euros por hijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s