SANIDAD PÚBLICA: LAS VÍCTIMAS DEL “NUEVO MODELO SANITARIO”

LAS VÍCTIMAS DEL “NUEVO MODELO SANITARIO”

Se veía venir. El desmantelamiento de la sanidad pública madrileña por el gobierno del PP ha traído, y por desgracia seguirá trayendo, consecuencias nefastas y dolorosísimas.

En primer lugar, desde CAS Madrid queremos expresar nuestra más sentidas condolencias y solidaridad con una familia que ya ha perdido dos de sus miembros en el Hospital Gregorio Marañón.

Hospital, junto a otros de la red sanitaria pública madrileña que han destacado durante años por la calidad de la asistencia prestada.

No se trata de ahondar en las responsabilidades personales si las hubiere (ya lo harán las instancias competentes en su momento) sino en la propia estructura y organización del sistema público de salud en la Comunidad de Madrid (CAM).

La sanidad madrileña se está privatizando. Sus responsables la están mercantilizando y convirtiendo en un lucrativo negocio para las empresas privadas.

La apertura en 2008 de los nuevos hospitales no supuso ni aumento de recursos ni de personal. Unos 5.000 profesionales de distintas categorías fueron “trasladados” de los antiguos centros a los nuevos, dejando a ambos carentes del personal suficiente.

Desde hace años se niega la estabilidad al personal que trabaja en los centros sanitarios. Ni siquiera se hacen contratos de interinidad, utilizándose sistemáticamente contratos temporales con duración de meses o incluso días.

Esos contratos obligan al personal a estar en permanente provisionalidad en sus puestos de trabajo. Esta situación unida al constante cambio de puesto y/o turno dentro de un mismo centro -fundamentalmente del personal de enfermería-, para solventar la carencia manifiesta de plantillas, conduce a l@s profesionales a un importante estrés y, sin duda, a una merma en la calidad asistencial.

No se pueden olvidar en este contexto las recientes declaraciones de Antonio Burgueño, Director General de Hospitales de la CAM, quien en referencia a la implantación del Área Única manifestó que el presupuesto de personal se iba a recortar en un 15 %, lo que supondría la desaparición de 10.000 trabajador@s.

L@s profesionales de puestos críticos han venido denunciando últimamente que las carencias de recursos y personal ponían en riesgo la atención sanitaria (trabajadores de Urgencias de los hospitales Puerta de Hierro de Majadahonda y Ramón y Cajal, UCI y Urgencias del Hospital de Tajo, …, han presentado denuncias en este sentido).

La Comunidad de Madrid ha hecho pública su intención de “potenciar” los centros que capten más clientes y “penalizar” a los que no lo hagan, con el indudable riesgo (quizá buscado) de crear dos tipos de centros, unos de primera y otros de segunda categoría (beneficencia); obviando que en sanidad, los efectos adversos se producen la mayor parte de las veces por recorte de plantillas, sobrecarga de trabajo, falta de formación, …, es decir, por ahorrar.

Esperanza Aguirre y su Consejero de Sanidad, Juan José Güemes, han decidido organizar la sanidad como una empresa productiva y tratar a los pacientes como mercancía.
A sus órdenes, y para dar cumplimiento a sus fines (la privatización) las Gerencias y las distintas Direcciones de los centros sanitarios (fundamentalmente las de Enfermería), no dudan en mantener bajo mínimos las plantillas y recortar las contrataciones y, con un absoluto desprecio a la calidad asistencial, destinar al personal hoy a un sitio, mañana a otro.

Desde CAS Madrid hacemos un llamamiento a la población para que exija la dimisión de los cargos responsables, estén a la altura que estén, y la paralización de la privatización de la sanidad pública, con la recuperación de todo lo ya privatizado.

Así mismo, animamos a l@s trabajador@s de la sanidad pública a que pongan en conocimiento del juzgado de guardia las deficiencias sanitarias que pueden poner en riesgo la salud de la población.

En ambos casos, ponemos a su disposición dos apartados de denuncias para usuarios y trabajadores en nuestra página web – http://www.casmadrid.org – para que la opinión pública tenga conocimiento de los riesgos por falta de medios y personal y de cómo se la está atendiendo en la Comunidad de Madrid.

FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD

LA SALUD NO ES UN NEGOCIO

DEROGACIÓN DE LA LEY 15/97

Madrid, 14 de julio de 2009

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s