Propuestas de la FRAVM para hacer frente a la crisis de ingresos de los ayuntamientos

La crisis económica está suponiendo un cuantioso recorte en los ingresos de los ayuntamientos. Ante esta situación, muchos consistorios de nuestra región están planteando reducir la prestación de servicios y la renuncia a importantes inversiones en la elaboración de los presupuestos de 2009. En algún caso, incluso, se ha llegado a proponer la realización de una especie de “huelga municipal”, dejando de desarrollar las actuaciones correspondientes a las llamadas “competencias impropias” (escuelas infantiles, medidas de empleo…).La FRAVM lanza una batería de propuestas dirigidas a incrementar los ingresos de los ayuntamientos.

Como ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones durante las últimas semanas, la FRAVM subraya su rotunda oposición a que las peores consecuencias de la crisis golpeen a las clases trabajadoras y a las familias y personas con menores ingresos. Por ello, exige que la reducción de ingresos que sufren las administraciones públicas no se traduzca en la disminución de las prestaciones sociales, las políticas activas de empleo, los servicios sociales, el funcionamiento de las dotaciones públicas (sanitarias, colegios…), la rehabilitación del parque de viviendas en mal estado, la promoción de vivienda protegida (especialmente en alquiler) y la mejora y ampliación de la red de equipamientos de nuestros barrios.

La Federación vecinal ha mostrado, asimismo, su total desacuerdo con todas aquellas decisiones que suponen incrementos de las tasas e impuestos por encima del aumento del IPC, así como la creación de nuevas tasas e impuestos regresivos o con un grado de progresividad mínimo.

La inevitable reducción de los ingresos que sufren los ayuntamientos se deben y se pueden atacar mediante la adopción de medidas como las que siguen:

  • Revisión del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) al objeto de que las grandes empresas (entidades financieras, grandes superficies, industrias, empresas de servicios…) paguen un recargo.
  • Creación de un impuesto sobre las compañías de telefonía móvil
  • Revisión del IBI a fin de hacer de él un impuesto progresivo
  • Creación en el IBI de un recargo sobre las viviendas vacías
  • Gravamen sobre los solares, después de que hayan vencido los plazos para proceder a su edificación (en los supuestos en que el ayuntamiento no opte por la expropiación).
  • Imposición sobre los vehículos, que aumente en función de la cilindrada
  • Creación de una tasa sobre las plazas de parking de los grandes centros comerciales, especialmente de los situados en el centro de Madrid.
  • Aumento sustancial de las transferencias financieras de las Administraciones central y autonómica a los ayuntamientos.
  • Permitir, hasta unos límites determinados, que los ayuntamientos incurran en déficit e incremento de los techos de endeudamiento.
  • Reforma de la Ley del Suelo a fin de aumentar el aprovechamiento lucrativo de cesión obligatoria a los ayuntamientos al 15%.
  • Establecer convenios con Caja Madrid dirigidos a asegurar una actuación más decidida en la región, coordinada con las Administraciones públicas, tanto de la Obra Social como de la propia Caja.

    Además de la búsqueda de vías de ingresos, las administraciones públicas deben reducir los gastos. La FRAVM propone para ello las siguientes medidas:

  • Congelación de los salarios de los altos cargos y reducción de los gastos de representación de todo tipo y similares (no es verdad que esto sea el “chocolate del loro”).
  • Congelación y, en su caso, reducción del número de altos cargos y cargos de confianza.
  • Suspensión indefinida de proyectos como el cierre de la M-50, la construcción de la R-1, la carretera de los Pantanos, túnel de Atocha a la M-30, nueva terminal del AVE en Atocha, fastos navideños (iluminación incluida)…
  • Auditoría de gastos de las administraciones públicas en orden a identificar ámbitos en los que es posible reducir el gasto corriente (gasto energético, gastos superfluos…) e imponer la austeridad en el empleo de los recursos públicos.

    La FRAVM no está de acuerdo con la búsqueda de fórmulas “ingeniosas” para paliar la caída de los ingresos públicos del tipo de los peajes en sombra, la construcción de nuevos hospitales por el sistema de concesión, la privatización del Canal de Isabel II… Con la disculpa de las dificultades fiscales, por estos procedimientos se está transfiriendo a la iniciativa privada con ánimo de lucro la prestación de los servicios esenciales como el cuidado de la salud, el transporte colectivo, la gestión del agua…

    Por último, la federación vecinal apoya las políticas de inversión pública generadoras de empleo siempre y cuando no se basen y agoten en el fomento de las inversiones en el ladrillo. Algunos sectores con grandes perspectivas de futuro, por los que abogamos, son los de la atención a las personas dependientes, la lucha contra el cambio climático…

  • Anuncios
    Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s